Cursos Abiertos

En la actualidad el lavado de dinero es un problema verdaderamente serio en nuestro país. Se calcula que son entre 10 y 14 mil millones de dólares los que grupos criminales “filtran” a la economía por medio de negocios turbios y prácticas deshonestas, y que terminan por nutrir y sostener la maquinaria de la delincuencia organizada que tanto daño ha hecho a la nación en todos los aspectos, desde el humano hasta el turístico y económico.

Es por eso que este 2013 entra en vigor la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, y  unos meses después, su Reglamento.  En su conjunto, éstos establecen las acciones, medidas y  procedimientos que instituciones financieras, gobierno y particulares se encontrarán obligados a tomar para prevenir y detectar delitos y cooperar con las autoridades correspondientes para castigarlos. ¡No espere más para conocer el alcance de la Ley Anti-lavado, y las responsabilidades y obligaciones que implica para usted! En este seminario usted explorará y conocerá todos los aspectos de esta nueva ley, a sólo meses de que entre en vigor, para estar 100% preparado para cumplir con sus obligaciones desde el primer día…

- Explore las medidas que se han tomado para prevenir el lavado de dinero en nuestro país

- Conozca las actividades y giros vulnerables que requerirán monitoreos más estrictos de sus transacciones financieras

- Identifique las nuevas responsabilidades y obligaciones que adquieren gobierno y particulares para detectar movimientos de recursos ilícitos

- Explore y comprenda el reglamento de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita

- De la mano de un experto, analice a los actores que participan de la Ley y su Reglamento, y en dónde se insertan usted y su compañía

- Conozca las bases y disposiciones establecidas para la debida observancia de la ley, las facultades de las autoridades, y muchos otros elementos necesarios para cumplir cabalmente con sus obligaciones

Dirigido a: Particulares en puestos a todos los niveles en empresas tales como instituciones financieras, incluyendo casas de cambio y casas de empeño; tiendas departamentales y de artículos de lujo, incluyendo joyerías y galerías de arte; inmobiliarias; concesionarias de vehículos  (terrestres, marítimos y aéreos), casinos y casas de apuestas; notarios y corredores públicos y toda persona que se desempeñe en empresas donde se den transacciones financieras.